Escleroterapia de espuma, ¿qué es?

PIN Escleroterapia de espuma, ¿qué es?

La escleroterapia de espuma utiliza una emulsión de las drogas usadas en la escleroterapia convencional. Este método obtiene resultados más rápidos con menos sesiones de tratamiento. La escleroterapia con espuma es muy útil en varices más grandes para las cuales la escleroterapia convencional puede ser ineficaz. Los riesgos y los efectos secundarios son mínimos cuando son tratados por un profesional experimentado en el cuidado de las venas.

El procedimiento

Similar a la escleroterapia convencional, la escleroterapia de espuma funciona inyectando la vena enferma con una solución que promueve el cierre de la vena. La escleroterapia de espuma utiliza una emulsión de la misma droga utilizada en la escleroterapia convencional, que parece tener un mayor efecto en la pared interna de las venas tratadas. Se crea una emulsión mezclando aire con el producto químico convencional, lo que resulta en una solución de espuma. La emulsión sufre menos dilución de sangre porque tiende a desplazar la sangre en lugar de simplemente mezclarse con ella. Como resultado, la droga tiene mucho mejor contacto con la superficie de la pared del vaso.

La escleroterapia de espuma proporciona mejores resultados y requiere menos concentración de la droga que la escleroterapia convencional. Este método suele obtener resultados más rápidos en menos sesiones de tratamiento para varices en Granada.

¿Qué condiciones trata?

La escleroterapia con espuma trata a los pacientes con varices y arañas vasculares medianas y grandes. Este procedimiento es muy eficaz en los vasos más grandes, especialmente cuando se utiliza conjuntamente con inyecciones guiadas por ultrasonido. La escleroterapia tradicional es mayormente ineficaz en varices más grandes, pero la escleroterapia con espuma desplaza la sangre, permitiendo un mejor contacto entre el medicamento y las paredes de la vena.

¿Soy un candidato?

La escleroterapia con espuma está indicada para pacientes que desean tratar las varices y las arañas vasculares en menos tratamientos que la escleroterapia convencional. La escleroterapia de espuma se puede utilizar en conjunto con inyecciones guiadas por ultrasonido o tecnologías Veinlite. Las tecnologías de guía pueden proporcionar un tratamiento más preciso de la vena enferma.

Recuperación

La naturaleza mínimamente invasiva de la escleroterapia de espuma significa que no habrá prácticamente ningún tiempo de inactividad después del tratamiento. Los pacientes pueden levantarse y caminar inmediatamente después del procedimiento y generalmente pueden volver al trabajo el mismo día. La recuperación incluye requisitos posprocedimiento similares a los de otros tratamientos de escleroterapia, como una breve elevación, el uso de prendas de compresión y ejercicios ligeros para promover una circulación saludable. Se formarán coágulos de sangre en la vena tratada, que pueden parecer bultos bajo la superficie de la piel. A medida que se curan, puede haber algo de sensibilidad y decoloración.

Los resultados del tratamiento no serán visibles inmediatamente. En algunos casos, la vena tratada puede tener un aspecto más oscuro y peor que antes del tratamiento en la clínica vascular. La oscuridad debería desaparecer en una semana, y en varias semanas, comenzará a ver un resultado positivo.

Posibles riesgos

Cuando la realiza un especialista experimentado en el cuidado de las venas, las complicaciones asociadas a la escleroterapia con espuma son mínimas. Los riesgos incluyen los asociados con la escleroterapia convencional, que son la decoloración de la vena debajo de la piel, moretones o inflamación en el lugar de la inyección y reacciones alérgicas a los ingredientes de la solución. También puede producirse el enmarañamiento, que es un fenómeno en el que el cuerpo forma muchos vasos sanguíneos diminutos alrededor del lugar de la inyección. La estera generalmente se resuelve por sí sola, pero a veces requiere inyecciones adicionales para aliviarla.